11:52 am - Miércoles abril 16, 2014
Publicidad

Caso Ferrominera generó destitución del Jefe de la DIM en Guayana

Escrito por | 10 mayo, 2013 | 0
Iván Hernández, nuevo presidente de FMO

Iván Hernández, nuevo presidente de FMO

Una dama fue la que la noche del miércoles tuvo que asumir el comando de la Dirección de Inteligencia Militar y trasladarse hasta el hangar de Ferrominera Orinoco y detener a los funcionarios de la empresa explotadora de mineral de hierro que trataron de huir por allí.

Por razones obvias no se revela su nombre, pero ella sustituye a Reinaldo González, asesor de la presidencia de Ferrominera Orinoco y jefe del DIM en Ciudad Guayana, quien junto a Jorge Cañas, Juan Aníbal Vásquez, Raddwan Sabbagh y el empresario José Manuel Mustafa, fueron detenidos por un comando del DIM que vino desde Caracas para interrogarlos sobre varias denuncias que reposan en la presidencia de la república, en casos relacionados con contrabando de extracción, otorgamiento de contratos a dedo, enriquecimiento súbito, entre otros.

Pero además otros empresarios, jóvenes, identificados con la llamada boliburgesía fueron detenidos en sus negocios por haber vendido barcos de mineral de hierro.

Ese evento era normal en los cafetines y panaderías de esta ciudad. En cualquier mesa, cuatro jóvenes discutían cuándo llegaba el barco y cuando les entregaban las mercancía, algo que pasaba ante la opinión pública pero que parecía no tener control pues hay un decreto que prohíbe el comercio de las llamadas materias primas y donde sólo el Estado tiene autorización para exportar y colocar en el mineral y sus derivados en el mercado interno.

Jorge Cañas era el gerente de comercialización de Ferrominera Orinoco. Desde la época de Rodolfo Sanz, ministro del Mibam, se había pedido su destitución.

Lo había hecho el mismo Sanz quien denunció que en momentos en que Venezuela negociaba con China a través de la empresa Wisco la colocación de mineral de hierro, Rubén González quien en ese entonces era secretario general del sindicato había paralizado por 14 días la planta, lo que hizo que los chinos retiraran su oferta por “los conflictos laborales en la empresa”.

En ese entonces hizo responsable de ello a Caña por sus relaciones con el expresidente de Ferrominera Orinoco, César Bertani, quien presuntamente actuaba como trading en las operaciones de colocación de mineral y que Caña le vendía. En esa ocasión Sanz también dijo que había una conexión entre González y Bertani.

Sanz, quien no es precisamente recordado con afecto en Guayana, decía que por qué un tercero tenía que obtener un beneficio de un bien del Estado, cuando el ejecutivo podía hacer directamente la operación. Al final ese fue el acuerdo con Wisco, de Estado a Estado.

Juan Aníbal Vásquez, también trabaja en comercialización. Luego fue trasladado a la gerencia de Venprecar.

Reinaldo González, comisario del DIM y asesor posteriormente de la presidencia de Ferrominera Orinoco llegó precisamente a investigar el proceso de despacho de mineral de hierro en camiones en Ferrominera Orinoco para clientes internacionales.

Sólo que con el tiempo, se dedicó a otras cosas y olvidó  la encomienda del Estado.

Raddwan Sabbagh, presidente de Ferrominera Orinoco, tenía conocimiento de todos estos hechos pero al parecer nunca hizo nada.

El ahora expresidente se comunicó telefónicamente con varios empleados de FMO que tienen programas de radio en emisoras de la ciudad, para asegurar que   él no estaba preso, se hacía unos chequeos médicos en Caracas; más tarde dijo que estaba descansando y luego que acompañaba a su esposa a una intervención médica. Pero no hay nada oficial.

Manuel Alejandro Mustafá, hijo de José Mustafá quien fuera accionista en Aeropostal y propietario de una empresa de alimentos que luego le vendió al hermano, tiene una empresa para la comercialización de mineral de hierro, lodos, briquetas, tal y como aparece en un aviso internacional.

Dadas las relaciones de este importante grupo económico que es el contratista principal de la gobernación del estado Bolívar, de acuerdo a denuncias del diputado al Consejo Legislativo por la Causa R, César Ramírez, el joven ya estaría en libertad pero tampoco hay nada oficial.

 

Antecedentes

En Guayana actúa una mafia desde hace por lo menos 10 años. Tiene vinculaciones con el oficialismo y con la oposición política. Con oficiales de los cuerpos de seguridad y hasta con militares. Todo el mundo sabe eso en esta ciudad. Es como el caso del Espía Salazar, todo el mundo sabía que el hombrecito era un espía. Eso mismo ocurre en este caso.

Cada vez que se hacía una denuncia, el denunciante era satanizado, perseguido, botado de su trabajo y amenazado y al final el gobierno nacional dejaba eso así mientras la víctima o las víctimas arrastraban su pena por la ciudad, viendo como se enriquecían unos pocos con los recursos de todos los venezolanos.

La primera punta de esa mafia fue el caso de las cabillas, que concluyó  con la detención de Luis Velásquez, gerente de comercialización de Sidor, el allanamiento de varias empresas privadas y con la denuncia de que investigadores del DIM y de la fiscalía habían dejado eso así por razones poderosas.

Ahora estalla este caso de Ferrominera Orinoco que tiene su antecedente en el  Barco Wadi Alkarnak, retenido en el muelle de Palúa el 3 de julio de 2011 cargando finos metalizados de Orinoco Iron pero que era presentado como gruesos. En términos técnicos eso significaba distintos precios y por lo tanto distintos impuestos.

Eso se evita por denuncia del sindicato de Ferrominera Orinoco, dirigido en ese momento (pues Rubén González está preso) por Alfredo Spooner y compañía. Era el ministro José Chino Khan, quien al recibir la presión del sindicato, ordena paralizar la salida del barco y la respectiva averiguación.

Por supuesto, nadie fue detenido en esa ocasión y todo el mundo se hizo el loco.

En noviembre del año pasado un efectivo de Seguridad Patrimonial de Ferrominera Orinoco es destituido por no poder explicar el enriquecimiento súbito.

Seguridad Patrimonial tiene la responsabilidad de vigilar los bienes y evitar daños al patrimonio. Ya existía la denuncia de la salida de camiones cargados con mineral por Portón 7 de FMO a altas horas de la madrugada.

En esa ocasión Sabbagh negó el hecho pero admitió que había sido despedido porque no podía explicar el origen del súbito crecimiento económico.

 

¿Qué dice el nuevo presidente?

En su primera reunión con los trabajadores, Iván Hernández, nuevo presidente de Ferrominera Orinoco  dijo “aquí no venimos a botar a nadie, pero si a aplicar las tres “R”, Revisión, Rectificación y Reimpulso, con el firme compromiso de darle cumplimiento para el progreso de nuestra extractora de mineral de  hierro”.

Recalcó que harán una revisión a la nómina “porque existe mucha gente afuera que no trabaja y sigue cobrando, eso hay que rectificarlo, el buen ejemplo debe empezar por casa”.

Seré el presidente de todos no de una corriente sindical, no vengo a violar la ley, más bien a hacerla cumplir. Iniciaremos un proceso completo de reestructuración en pro de mejorar la calidad de trabajo de nuestros ferromineros, verán a un presidente metido de lleno en todas las unidades de la industria tanto de día como de noche, evaluando el desarrollo de nuestra empresa y aplicando con todos los hierros la gran misión Eficiencia o Nada, advirtió.

Sobre las investigaciones que adelanta el gobierno nacional no hizo ni un solo comentario.

Aviso de la empresa de Manuel Alejandro Mustafá

Aviso de la empresa de Manuel Alejandro Mustafá

Carmen Carrillo

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta